La Joya de la Corona: la Maldición de Koh-i-Noor

koh-i-noordiamondUnos 155 años atrás, un niño de nueve años de edad, que cargaba un cojín de seda fue llevado ante la reina Victoria. Su trabajo era simple: presentar a Gran Bretaña el más resplandeciente y simbólico botín de la guerra por subyugar el subcontinente indio.

El chico era Duleep Singh, el último gobernante sij del Punjab, y el premio a sus nuevos señores imperiales le había hecho viajar 4.200 millas para entregar el diamante Koh-i-Noor – la piedra misteriosa y terrible de los emperadores.

La gema de 186 quilates, cuyo nombre significa Montaña de la Luz en persa y fue descrita por un emperador mogol como “vale el gasto medio diario de todo el mundo”, llevaba consigo una maldición y una historia de 750 años manchada de sangre por asesinato, megalomanía y traición.

Sin embargo, su paso a Gran Bretaña en 1851 tenía un significado diferente: era un ejercicio cuidadosamente coreografiado para el establecimiento de la grandeza del Raj – y el flujo unidireccional de la riqueza del mismo.

Lord Dalhousie, el Gobernador General de la India, a quien se le atribuye la autoría intelectual del sometimiento del Punjab en la Segunda Guerra sij en 1849 y la entrega posterior del diamante, ordenó que el príncipe Duleep, el maharajá de Lahore y nuevo títere de Londres, entregar el Koh-i- Noor en persona.

El diamante fue un botín de guerra y su entrega iba a ser un espectáculo llevado a cabo casi de la misma manera que el tributo pagado por los enemigos derrotados de los faraones egipcios y los emperadores romanos. Fue la pieza central de la Exposición Universal de 1851, atrayendo a miles de visitantes.

En una carta a un amigo en 1849, el virrey escribió: “Mi motivación era simplemente esto: era más por el honor de la reina el que Koh-i-Noor fuese entregado directamente de la mano del príncipe conquistado a las manos del soberano que fue su conquistador,  que fuese presentado a ella como un regalo. ”

El príncipe Alberto, el marido de Victoria, gastó £ 8.000 en cortar el Koh-i-Noor – con un coste del 40 por ciento de su peso, reduciéndolo a 105 quilates – después de quejas de la Exposición Universal de que el premio imperial carecía de brillo.

Fue engarzado en la corona imperial y desde 1911 el diamante ha sido usado en las coronas picture84empleadas por la consorte del monarca, incluida la Reina Madre, quien lo usó para la coronación de su esposo en 1937 y para la coronación de su hija en 1953.

El Koh-i-Noor fue excavado en la India en torno a 1100 y probablemente originó en Golconda en la región meridional de Andhra Pradesh. De la forma y tamaño de un huevo de gallina pequeña, el diamante ha alcanzado una misticismo siniestro.

Probablemente no es una mera coincidencia que el Koh-i-Noor está reservado para uso en coronas empleadas por las mujeres de la familia real británica. Un texto hindú que data de  1306 y es la primera mención del Koh-i-Noor establece que la piedra conlleva una maldición letal para los propietarios masculinos. Decía: “Sólo Dios o una mujer puede llevarlo con impunidad”.

En el siglo XVI, la piedra había caído en manos del primer emperador Mogol, Babur, cuyo hijo fue el primero en sufrir la “maldición” al ser expulsados ​​de su reino y en el exilio.

El posterior gobernante mogol, Shah Jahan, quien construyó el Taj Mahal, tenía el diamante colocado en el famoso Trono del Pavo Real de la dinastía, pero pasó sus últimos días viendo su reflejo a través de una ventana con barrotes tras ser encarcelado por su hijo Aurangzeb.

Fue sólo después de que el poder de los mogoles fuese destituido y el control del diamante pasase a los persas que el Koh-i-Noor recibió su nombre actual.

La historia cuenta que Nadir Shah, el conquistador de los mogoles, se disponía a regresar a casa después del saqueo de Delhi en 1736, cuando se dio cuenta de que el diamante había desaparecido de su botín.

Fue supuestamente alertado por un miembro desencantado del harén del emperador mogol de que su enemigo lo mantenía escondido en su turbante. Usando una antigua costumbre de guerra, Nadir Shah propuso un intercambio de turbantes. Durante el acto la piedra cayó al suelo cuando la tela se desplegó  y al ver la luz que reflejaba, Nadir Shah se dice que proclamó: “koh i noor”.

Desde entonces, el diamante ha sido codiciado por sus dueños, que han sido hipnotizados por su valor y estatus. Como uno de los cortesanos Nadir Shah explicó: “Si un hombre fuerte debe tomar cinco piedras y lanzar una al norte, otra al sur, otra al este y otra al oeste, y la última hacia arriba, entonces si se llena el espacio entre ellas de oro y gemas, sería igual al valor del Koh-i-Noor. ”

Después del asesinato de Nadir Shah, otra víctima de la maldición, el diamante pasó por las manos de sus sucesores, cada uno destronado y cegado ritualmente, hasta que fue entregado a cambio de refugio a Ranjit Singh, el León de Lahore, autoproclamado soberano de Punjab y padre de Duleep Singh.

En un plazo de 40 años, la piedra había pasado a manos de Lord Dalhousie después de una campaña militar igual de despiadada y bañada en sangre que las que habían sido previamente llevadas a cabo por la posesión del Koh-i-Noor. Lo que siguió fue un proceso de la anglicización del diamante.

220px-Croquis_du_Koh-i-Noor_d'après_TavernierDespués de que el príncipe Alberto lo recortarse fue ensamblado en una tiara, mientras que el principe Duleep se convertía en guarda de la corona británica con un honorario anual de £ 50.000. Se convirtió al cristianismo y en un miembro del picaresco círculo del joven Eduardo VII, pero murió en la pobreza en París en 1893.

Algunos historiadores han señalado que, después de 155 años en poder de la monarquía británica, la actual reina puede pretender ser uno de los propietarios más antiguos del Koh-i-Noor. Se mantiene en la Torre de Londres como parte de la colección de Joyas de la Corona, que se valora en unos  £ 13 mil millones.

La mera sugerencia de que el año pasado la misma corona puede pasar a Camilla, duquesa de Cornualles, en caso de que su marido convertido en rey, fue suficiente para que Nueva Delhi para renovar la solicitud de devolución a su país de origen.

Un portavoz de la Comisión Superior de Londres, dijo: “El gobierno de la India tiene un reclamo legítimo. Esperamos resolver el problema tan pronto como sea posible.”.

Pero es poco probable que la posición británica respecto a este tema haya cambiado.

Bibliografía:
www.independent.co.uk
Esta entrada fue publicada en Cultura, Curiosidades, Diamante, Koh-i-Noor, Realeza. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La Joya de la Corona: la Maldición de Koh-i-Noor

  1. rrlopez dijo:

    Que pena que no le caiga una maldicioncita a la reina o al principe Carlos, leñe!

  2. Al Diaz dijo:

    Que historia mas interesante. Me encantan las historias de joyas malditas. son muy buenas para una novela.🙂

  3. Mariago Navarro dijo:

    No creo que devuelvan la piedra, ni el peñón de Gibraltar. La reciente visita del 1º ministro británico a Inda ha sido como se merece, sin mucha difusión mediática y presionado esta vez por el presidente indio, reduciendo mercados hehehehe y echándole en cara muchos atropeyos históricos. India ya no quiere saber de lazos y el Reino Unido tampoco quiere dejar fronteras abiertas, pero sí incentivar el mercado algo que le va a costar ya que India tiene devoción por los japonenes, entre otros y los belgas a nivel europeo. El money es el que manda.
    Actualmente los japoneses estan comprometidos a terminar para el 2015 una ruta de mercado entre la capital de India y Mumbai. Sin lugar a dudas tendran sus beneficios ambos paises.

    • Cris en la India dijo:

      Yo tampoco creo que lo devuelvan Mariago y ahora mismo como bien dices el foco esta en el dinero y no en asuntos pasados.🙂

  4. magdalena polania dijo:

    no conocia este enlace pero he quedado fascinada, muy lindo todo lo que transmite!!!!!!!!

  5. Pingback: Premio Liebster! | Cris en la India

  6. Pingback: hoteles-de-lujo-en-españa,hotel-de-lujo-en-españa,hoteles-de-5-estrellas-en-españa,hotel-de-5-estrellas-en-españa,resorts-de-lujo-en-españa-resort-de-lujo-en-españa,resorts-de-5-estrellas,resort-de-5-estrellas-en-españa | Asia Gardens

  7. Pingback: luxury-hotel-in-spain, 5-star-hotel-in-spain, luxury-resort-in-spain,5-star resort-in-spain, 5-star-spa-hotels-in-spain | Asia Gardens

  8. Pingback: La Joya de la Corona: la Maldición de Koh-i-Noor

  9. Pingback: 8 diamantes de impacto | Kaptita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s